martes, 19 de junio de 2018

¿Existe un modelo único de éxito para la prensa escrita?

¿Desaparecerá definitivamente la prensa escrita?  ¿Qué deben hacer los medios  en papel para mantenerse en un mundo cada vez más digital?  Aunque han sido muchos que han augurado erl fin del actual modelo,  otros, como el  CEO de Amazon Jeff Bezos, decidió apostar por  reflotar el Whasington Post, una cabecera de referencia en el periodismo norteamericano. 
La crisis económica mundial, sumada a un modelo donde los usuarios se han acostumbrado a  acceder a  contenido gratuito  en la red y a la aparición de las redes sociales, en las que el periodista ya no es el único que informa sobre la realidad,  ha obligado a cerrar a numerosos medios de comunicación. El ejemplo más claro: en España, sólo la construcción se ha cobrado más víctimas laborales que el periodismo en la última década. 
Así pues, ante la caída de ingresos  publicitarios, ¿qué modelo resulta rentable? En definitiva, se trata de apostar generalmente por una de estas vías: publicidad o suscripción.
Depender de la publicidad para la  gestación de un medio de comunicación provoca  la introducción del marketing en los criterios periodísticos.  La calidad de la información dependerá de la marca que la financia. Y,  al fin y al cabo, el objetivo de un medio de comunicación es ofrecer contenidos de calidad al lector,  lo contrario es 100% publicidad. 

¿El periodismo será digital o no será?
¿Y si  ofrecemos un modelo de suscripción de contenidos? Pues ante todo nos encontramos ante un usuario reticente a pagar por contenidos que ya dispone en otras plataformas gratuitas. Si queremos apostar por este modelo, hay que priorizar la calidad del contenido,  con informaciones, articulistas  de gran renombre y  reportajes en exclusiva. 


miércoles, 13 de junio de 2018

¿En qué lugar queda el periodismo?


Son tantas y variadas las voces que se alzan para pontificar sobre el periodismo, su utilidad y su función social, que cuesta decir algo que no suene repetitivo. El cambio tecnológico, el acceso y la sobredosis de información, la mezcla de ésta con la opinión sitúan a la profesión periodística en una auténtica encrucijada. El público ha cambiado. Ya no existe ese receptor que tan solo se limitaba a recibir información, cuyas opiniones quedaban caducas en una sala de estar, en la cocina o en el bar de la esquina. 

Quizá podríamos hablar de alguna carta al director muy de vez en cuando, pero nada que ver con el despliegue de opiniones y criterios de los que somos testigos hoy en día. Las personas quieren ser escuchadas y formar parte de los puntos de vista de informadores, expertos y protagonistas; quieren hablar directamente con el protagonista del hecho y que éste conteste; quieren influir en la consciencia de quienes reciben también la información; quieren que el periodista les comunique lo que ellos quieren saber y entender; en definitiva, quieren ser partícipes de nuestra actualidad.

¿Opinión/Información?
Youtube sube 20 horas de video cada minuto, se publican tropocientos millones de tweets diarios y millones de imágenes en Instagram. Los personajes e incluso las instituciones públicas utilizan las redes para comunicar algo realmente importante, dando a entender que no siempre necesitan ‘intermediarios’ para comunicar aquello que les interesa. Y, entre tanto, qué papel dejamos jugar a los periodistas. ¿Simples espectadores cualificados? ¿opinadores de todo?. Tiempo atrás, la profesión periodística era concebida como una garantía para una sociedad más democrática. ¿Queda algo de todo eso?

Carlos Bascones 

martes, 12 de junio de 2018

¿Por qué las plataformas streaming han cambiado el mundo audiovisual?

Internet y las nuevas plataformas on demand han revolucionado los barómetros de audiencias. Si bien antes era sencillo calcular el share que tenía cada programa en la televisión, la tecnología ha fragmentado a los espectadores: hay más contenido en más canales y sobre todo, ya no hay una única plataforma de visionado. 

Así, los servicios streaming han permitido al usuario ver el contenido que le apetece en el momento que le apetece: lo han hecho propietario de su propia parrilla de contenidos. El tener que esperar una semana a que saliera el nuevo capítulo suena ya a siglo XX. 

Plataformas como Amazon o Netflix no sólo han alterado la visión temporal de la televisión, sino que han penetrado en el mercado como ningún otro sistema tecnológico a lo largo de la historia de la televisión. A principios del año pasado, los países que aún vetaban a Netflix se podían contar con los dedos de las manos (Siria, Crimea, Corea del Norte y China). 

Además que estas mismas compañías hayan integrado el negocio de la creación, la producción y la distribución en una sola cadena de montaje ha permitido una mayor flexibilidad tanto de contenidos como en originalidad. 

Netflix ha revoluciado el mundo audiovisual

Por último, estas plataformas están ganando una guerra que todo el mundo había dado por perdida: la piratería digital. Aquello que las discográficas (en el caso de la música) o las productoras (sector audiovisual) no habían conseguido superar, plataformas como YOMVI (Movistar), HBO o Netflix han barrido gracias a un cambio en la política de producto: unos precios asequibles (lo que valía hace una década una película, vale ahora un mes de suscripción a una plataforma) y una reducción de costes (el usuario sólo necesita Internet). 


lunes, 4 de junio de 2018

Google, nuevo partner de RTVE en 'Journalism Innovation'

'Journalism Innovation' es un proyecto lanzado por Radio Televisión Española orientado al estudio de las nuevas tecnologías audiovisuales aplicadas al periodismo.  Así, el proyecto , lanzado el pasado mes de febrero, trata de innovar en cómo la información llega a los usuarios mediante múltiples canales. 
De esta manera, cuatro meses después de su fundación, Google ha decidido formar parte del hub. La empresa norteamericana, pues, ofrecerá todas las herramientas de Google Cloud Platform, su tecnología de almacenamiento de datos, a fin de investigar y mejorar el proceso de una noticia. 
Google, especialista
La colaboración de Google dotará al proyecto de un partner especialista en big data e inteligencia artificial. Así pues, la empresa tecnológica permitirá mejorar en campos como la detección de Fake News, de contenido inapropiado, etc. 
La multinacional española ya colabora con este proyecto
Google, pues, se une a un selecto grupo de empresas que ya ofrecen su colaboración a Journalism Innovation. Telefónica, Watchity o VSN ya participan en este proyecto.  




lunes, 28 de mayo de 2018

¿Cuál es el futuro del binomio entre el periodismo y las tecnológicas?

Internet ha permitido la democratización de la información. Ahora mismo, ya no hace falta bajar al quiosco para conocer las noticias del día anterior: abrimos un dispositivo electrónico y accedemos a cualquier portal digital donde nos informamos de lo sucedido al momento. Pero, ¿es éste el futuro?

Hace pocos días, el Chicago Tribune, el diario decano de la ciudad y una referencia en el periodismo americano, se quejaba de la falta de rentabilidad en sus feed de Facebook (página donde replican las noticias colgadas en la web). El modelo de contenido de pago para potenciar el buen periodismo que ha desarrollado el New York Times (vs facilidad de información) hace que sólo el 16% de sus noticias se repliquen en las redes sociales. 

En contra del modelo desarrollado por estas dos cabeceras, se ubica The Huffington Post, en el que dos de cada tres artículos tienen visibilidad en las redes. El problema viene que, para captar al usuario, se ha instaurado un lenguaje marketiniano, orientado al clickbait (cibercebo).

Una denuncia de ClickBait


Un mundo cambiante
En un artículo académico de la Universidad de Columbia (EEUU), titulado The Platform Press: how Silicon Valley reengineered journalism, se especificaba que el periodismo sólo sobrevivirá si establece un modelo mixto con las tecnológicas: contenido gratuito y contenido de pago. En palabras de Nicco Mele, director del Shorenstein Center y uno de los autores del estudio: "El problema no es Facebook ni Twitter. Hoy en día lo que necesita el periodismo es, aparte de buenos periodistas, gente inteligente que entienda el mundo cambiante". 

martes, 22 de mayo de 2018

¿Es el periodismo actualmente una vocación de riesgo?

Solo en el año pasado se dataron más de 20 agresiones a periodistas en Ucrania. En México, se asesinó a 12 periodistas durante 2017, mientras que se denunciaron más de 500 agresiones. Estos tan solo son algunos datos que ofrece Reporteros Sin Fronteras para denunciar la falta de protección que sufre la profesión. 

"La hostilidad frente a los medios de comunicación, alentada por ciertos dirigentes políticos, y el deseo de los regímenes autoritarios de exportar su visión del periodismo, amenazan las democracias", así sentencia la ONG en su último informe. 

Asimismo, la UNESCO detallaba a principios de año sobre el aumento de amenazas a periodistas en todo el mundo. Así, con el auge de Internet y de las redes sociales, las vías de comunicación entre usuario y periodista se han viralizado. Donde antes se necesitaba conocer detalles íntimos del periodista (redacción, dirección, teléfono), hoy en día tan solo con un mensaje en una red social ya basta. 

Pero, ¿el retroceso del periodismo sucede tan solo en zonas de conflicto? Por supuesto que no. Sin ir más lejos, España descendió el año pasado hasta el lugar 31 de la clasificación de Reporteros Sin Fronteras: factores como la falta de pluralidad en TVE o la crisis catalana afectaron a ello. 


martes, 15 de mayo de 2018

El periodismo económico, en revuelta con los bancos


La asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) ha decido pedir amparo a las patronales de la banca (AEB) y de las cajas (CECA), ante la negativa de las entidades bancarias de ofrecer transparencia en sus resultados económicos.

Según esta asociación, los bancos se refugian en Internet para ofrecer sus resultados trimestrales a fin de torpedear la información y el trabajo periodístico.


Tal es la polémica que, en palabras de APIE, ya en 2013 se trasladó a la patronal bancaria el malestar del colectivo periodístico ante la concurrencia de las ruedas de prensa que ofrecían los bancos “No creemos que sea casualidad que los resultados anuales de todos los bancos se presenten el mismo día. No facilitan el trabajo periodístico".

Asimismo, los periodistas indican que el sector bancario está haciendo caso omiso a las indicaciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Ésta, el pasado 11 de abril, difundió mediante un comunicado una serie de buenas prácticas sobre las relaciones de las empresas con los medios de comunicación, en las que se detallaba la importancia de facilitar el trabajo periodístico.